EDUCACION

Lastro de las criptomonedas: ¿existe o no?

Lastro das criptomoedas
Tempo de leitura: 2 minutos

Uno de los mayores tabús en relación al Bitcoin y las demás criptomonedas se llama lastre. ¿Has oído hablar de eso? Si nunca has oído hablar, te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el lastre de Bitcoin.

La historia del lastre económico

Lastro es la garantía implícita de un activo. Antiguamente las monedas tenían sus garantías por bienes valiosos, como reservas de oro. Si ellas perdieran valor, sus propietarios podrían rescatarla a cambio de ese oro.

Sin embargo, con el paso de los años, ese concepto fue dejado de lado y las monedas pasaron a tener como lastre la confiabilidad que ellas poseen ante los mercados.

El dólar, por ejemplo, es una de las monedas fiduciarias más confiables debido a su reputación frente al mercado financiero, además de la estabilidad económica presentada por los EE.UU. a lo largo de los años. Es decir, como la moneda tiene buena reputación, se considera estable y valiosa.

¿Pero y el lastre de Bitcoin?

Bitcoin no tiene lastre. Lo que mantiene la moneda viva es sólo la existencia de muchas personas dispuestas a pagar por ella. Y eso no vale sólo para la criptomoneda más famosa del mercado.

Ninguna moneda fiduciaria posee algún lastre, a no ser la confianza que determinado público o nación al aceptarla como medio para el pago de deudas.

El mito del dólar respaldado por el oro

La garantía de convertibilidad de la moneda estadounidense en oro, informalmente llamada lastre, era ofrecida por el gobierno de EEUU hasta 1971, cuando fue extinguida por el presidente Richard

Comentários

COMPARTILHAR
Notícias relacionadas
Vea cómo no convertirse en víctima de cibercriminales
Vea cómo no convertirse en víctima de cibercriminales
¿Las tasas de criptomonedas pueden ser más atractivas que las bancarias?
¿Las tasas de criptomonedas pueden ser más atractivas que las bancarias?
30 Litecoin, la plata del universo de los activos financieros digitales
Litecoin, la plata del universo de los activos financieros digitales